¿El ordenador va lento? Ponle un disco duro sólido

¿Tienes un ordenador de hace unos 5 años o más y estás pensando en comprarte otro nuevo porque va muy lento? Te voy a dar una alternativa más económica e igual de rápida: cambia el disco duro por uno sólido.

Pero, ¿Qué es un disco duro sólido?

Empezaremos contando lo que es un disco duro convencional (HDD), el magnético, que está formado por una especie de tocadiscos que va girando continuamente mientras un brazo mueve la cabeza, que va leyendo o escribiendo los datos.

Un disco duro sólido (SSD), sin embargo, es, diciéndolo mal y pronto, un chip, una memoria flash (en su mayoría), al igual que un pendrive.

La ventaja es que no hay elementos móviles, por lo que resiste mejor los golpes, más silenciosa, consume menos energía y, sobretodo, mucho más rápida.

La desventaja principal es su precio, unas 6 veces más caro actualmente que el disco duro magnético.

¿Vale la pena? ¿Precio?

Sí, sin lugar a dudas.

Os pongo un ejemplo, el mío:

Antes:

  • MacBook Pro mid 2009.
  • Intel Core 2 Duo 2,53 GHz.
  • 8 GB RAM.
  • Disco duro magnético 250 GB.

Tiempo en encender: 1 min 13 seg.
(Desde que se pulsa el botón hasta que sale la ventana de iniciar sesión).

Tiempo en estar operativo: más de 2 min.
(Desde que se introduce usuario y contraseña hasta que se puede trabajar con él).

Después:

Le compré un Samsung 830 EVO de 250 GB por 110€.
(Ahora mejor el modelo Samsung 850 EVO, o 750 EVO, más rápidos y baratos).

Una vez instalado, el ordenador iba incluso mejor que el primer día.

Tiempo en encender: 23 seg.
Tiempo en estar operativo: 26 seg.

Arranca programas pesados como Adobe Photoshop e iPhoto en 2-4 seg.

Os dejo un vídeo con una experiencia similar a la mía donde podéis ver la diferencia entre los dos.

¡Guau! ¿Cómo hago el cambio?

El cambio se hace sin problemas, como cualquier otro disco duro. En el caso del Macbook Pro podéis consultar la web de iFixit.

Podéis hacer una instalación de cero de todo el sistema, utilizando alguna copia de seguridad para recuperar los datos (Time Machine en mi caso), o bien clonar el disco duro antiguo en el nuevo. Normalmente los discos vienen con el programa necesario para hacerlo.

¿Alguna configuración especial?

Si estás usando Mac te recomiendo habilitar TRIM, y otras configuraciones que podéis ver, por ejemplo, aquí: hevistocosasquenocreeriais.wordpress.com.

Conclusión

Estoy muy, muy contento con el cambio, tendría que haberlo hecho antes. Cuando dupliqué la memoria RAM del equipo (de 4GB a 8GB) casi no noté la diferencia pero esta sí que es una mejora notable.

El ordenador va como una moto, mejor que nuevo. No da pereza poner el ordenador a trabajar por lo que pueda tardar, o reiniciarlo para actualizar el sistema.

Además, con un disco magnético si se cae el portátil es muy probable que se estropee, pudiendo perder la información, pero eso no pasa con una unidad de estado sólido.

Se supone que la batería debe durar más pero aún no he notado un cambio considerable.

 

Y vosotros, ¿tenéis experiencias similares?

4 comments

  1. Gracias por compartir tu experiencia, he llegado después del enlace que dejas para cambiar la batería (y el dolor de cabeza que le acompaña). Tengo un MacBook Pro de mediados de 2009, y de momento no quiero deshacerme de él, entre otras cosas porque lo necesito para ofimática y poco más. Si me animo a hacer los dos cambios (y también de RAM, el mío viene con dos módulos de 2), ya contaré mi experiencia.

    1. Creo que somos muchos los que estamos igual, apurando el MacBook Pro de 2009. Y más teniendo en cuenta que un Macbook Pro nuevo cuesta más de 2000€. Personalmente me parece una barbaridad difícilmente justificable.

      Con el SSD notarás muchísimo la diferencia de velocidad.

      1. Hola de nuevo.
        Efectivamente, el ordenador va mucho mejor, y no sólo porque con el cambio al SSD haya hecho instalación limpia, sino porque va mucho más rápido en la apertura de programas y demás, ahora sí que es de nuevo óptimo para el uso básico que necesito, de hecho de momento voy a posponer la ampliación de RAM a 8 gigas.
        Llegué a este hilo después de leer el relativo al cambio de batería, una pena que, por lo que leí, la conclusión es que ninguna no oficial merece la pena, porque entonces sí tendría un ordenador portátil de verdad.
        Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *