¿Portátil o sobremesa? ¿Qué ordenador me compro?

Es un hecho que cada vez se venden menos ordenadores y, menos aún, los sobremesa. ¿Sigue valiendo la pena su compra?

Si estás planteándote la compra de una tablet en vez de un ordenador, consulta antes la comparación entre tablet o netbook.

Si ya has decidido que necesitas un ordenador pero no sabes si comprarlo portátil o de sobremesa, sigue leyendo, espero ayudarte en la decisión.
Iré dando algunos ejemplos que clarifiquen mejor.

Según el uso

Sí, lo sé, estáis hartos de que cada vez que le pedís consejo a un informático sobre la compra de un ordenador lo primero que hagamos sea preguntar para qué lo vais a usar, pero es que realmente es lo que hay que tener más claro para decidir mejor.

Como estamos tratando de decidir si portátil o sobremesa, obviamente los usos que decantarán la decisión tendrán mucho que ver con el aspecto físico de ese uso, no solo de equipamiento:

1. Movilidad => ultraportátil

Si necesitas moverlo a menudo, cargar con él para llevarlo a la facultad, de congreso, por trabajo, etc. Entonces está claro: un portátil o ultraportátil de 13″. Dando mayor importancia a la autonomía (al menos 8h), tamaño y peso.

Ej: HP Envy 13″, Intel i5, 8GB RAM, 128GB SSD, 1,32Kg y hasta 14h de autonomía.

2. Jugar => sobremesa con torre

Si quieres jugar a los juegos más actuales, mi consejo es que no optes por los portátiles de gaming sino que compres una torre de toda la vida. Tendrás más opciones a la hora de elegir la tarjeta gráfica apropiada, podrás actualizar con mayor facilidad y no tendrás problemas de temperatura. Además de que es mucho mejor jugar con pantallas grandes que con 17″ máximo de un portátil.

Ej básico: PC Gamer Nitro, A10, 8GB RAM, 1 TB y AMD R7 2GB.


Ej: MSI Nightblade MIB, i5, 8GB RAM, 1 TB + 128 SSD y NVIDIA GeForce GTX 1060 3GB.

3. Estático => sobremesa con torre o mini

Si realmente sabes que apenas vas a mover el ordenador, mi consejo es que compres un sobremesa, al final ganarás en comodidad porque tendrás un espacio reservado para el ordenador, con pantalla grande, mesa y silla adecuadas. Además de la mayor facilidad de ampliación que tenemos con un sobremesa.

Ej básico: Lenovo S510, i3, 4GB RAM y 500 GB.

Aunque, si tienes conocimientos, lo más rentable es comprar uno por piezas o ya preinstalado en PC Componentes.


¿No quieres que te ocupe tanto espacio? En ese caso lo que siempre recomiendo es una caja pequeña, como el Intel NUC, que incluso se puede acoplar detrás del monitor (anclaje VESA).

Esta configuración me encanta: Intel NUC i3, 8GB RAM y 240GB SSD (aunque mejor éste).
Ya que es un equipo rápido, barato y muy discreto. Incluso se puede desplazar de un sitio a otro si tenemos monitor al que conectarnos.

4. Casi estático => portátil + pantalla externa

Sabes que utilizarás el ordenador normalmente en una mesa pero que también necesitarás moverlo. En este caso yo buscaría un portátil no especialmente fino pero sí que permita ampliar la memoria o disco duro sin problemas, y lo complementaría con una pantalla, teclado y ratón para utilizarlo normalmente conectado a ésta, así ganaremos en comodidad.

Uno barato: HP Notebook 15, i3, 4GB RAM y 500 GB.

Pantalla

Una de las ventajas del sobremesa es poder escoger el monitor por separado y, por supuesto, la comodidad de trabajar con mayor tamaño.

Ésta está muy bien calidad/precio: Samsung 24″, Full HD..

Conclusión

Terminaré con una pequeña reflexión: lo importante es trabajar cómodos. Conozco a varios que no quieren sentarse a trabajar con el ordenador debido a lo lento que es su equipo, la mala calidad del teclado o la pantalla. Por eso recomiendo siempre buscar equipos con disco duro sólido (más información) y utilizar una pantalla y teclado externos, si el espacio os lo permite.

También podéis echar un ojo a otras recomendaciones.

Y vosotros, ¿preferís sobremesa o portátil?

One comment

  1. Sin duda la elección del equipo es depende del uso que le vas a dar y donde lo quieras usar más que nada y para qué finalidad. Un artículo muy orientativo para ayudar a decidirse por uno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *